ESTRUCTURAS DE CONCRETO, CONSTRUCCION Y SUPERVISION

1.07.-JUNTAS DE CONSTRUCCIÓN. 

 

 

Los grandes miembros de concreto, como son: vigas largas, muros, caras inferiores de losa, se forman con muchas unidades con juntas entre ellas. En el concreto que está a la vita se podrán observar estas juntas, a menos  que se proporcione un acabado a la superficies mediante algún proceso.

 

Salvo en el caso del pavimento, se utiliza mucho concreto estructural en sótanos y cimentaciones, o queda cubierto por  otra construcción, de modo que los acabados de la superficies son a menudo  de p oca importancia, acepto los de aquellas que deben tener dimensiones precisas. Los únicos atributos que se requieren en la cimbra son la precisión en las dimensiones y una resistencia suficiente, por lo que es adecuado enrasar, simplemente, las superficies del concreto que no están en contacto en la cimbra.

 

Un método más efectivo para controlar el agrietamiento es el establecimiento de juntas que interrumpen la continuidad de la masa de concreto y que, de hecho funcionan como grietas preestablecidas. Las consideraciones específicas que se requieren para diseñar estas juntas se refieren en la sección 9.9 (para diseño de losas de pavimentación) y en la sección 10.1 (para diseño de muros). Las ubicaciones de las juntas de control deben definirse, de preferencia, al mismo tiempo que se diseñan las juntas de construcción prácticas. El diseño estructural también puede indicar la necesidad de definir juntas de control para la expansión, por cambios de temperatura, de la construcción general, separación por sismo, control de los efectos de continuidad, u otras funciones estructurales; estas juntas también servirán para controlar el agrietamiento. Para lograr un diseño coordinado, todas las juntas visibles deben ser indicadas en el diseño arquitectónico general y en el diseño de los detalles de la construcción. (PARKER, 2001)

 

 


Al interrumpir el hormigonado de una estructura de hormigón, es necesario que las juntas queden orientadas lo más perpendicularmente posible a la dirección de las tensiones de compresión, siendo deseable alejarlas de las zonas de máximos esfuerzos. Por ello, en el hormigado de soportes inclinados las juntas de hormigonado no deben disponerse horizontalmente sino en sentido perpendicular a la directriz del soporte.

 

Antes de reanudar el hormigonado, debe limpiarse la junta de toda suciedad y material que quede suelto, retirando con cepillo de alambre u otro procedimiento la capa superficial de mortero, para dejar los áridos al descubierto. Realizada esta operación de limpieza, en la que no deben emplearse áridos u otros agentes corrosivos, se humedece la superficie de la junta y se le aplica una capa de mortero fresco de 1 cm de espesor inmediatamente antes de verter el nuevo hormigón.

 

No debe hormigonarse directamente sobre superficies que hayan sufrido el efecto de la helada, debiendo sanearse previamente las partes dañadas por el hielo.

 

En el hormigonado de soporte y muros es conveniente esperar, por lo menos a que el hormigón ya no está plástico, antes de hormigonar la viga o losa que apoya sobre ellos, con objeto de que el hormigón haya experimentado ya su primera contracción y no se produzcan fisuras posteriores.

 

En las vigas y placas, conviene situar las juntas de hormigonado en las proximidades del cuarto de la luz, donde los esfuerzos cortantes y de flexión son moderados, dándoles un trazado a 45°. Es posible también situarla hacia el centro de la luz, con trazado vertical, Cuando sea necesario, se asegurará la transmisión de cortantes mediante disposiciones apropiadas.

 

En aquellas estructuras en que sean de temer los efectos de la retracción conviene dejar abiertas las juntas de hormigonado durante el tiempo necesario para que las piezas contiguas puedan deformarse con libertad, si ello es posible. La anchura de estas juntas debe ser a necesaria para poder efectuar con facilidad el hormigonado posterior.

 

Para terminar diremos que el empleo de productos adhesivos como las resina, epoxi, permite resolver con éxito gran cantidad de problemas de juntas. (JIMÉNEZ  & GARCÍA & MORÁN, 2000)

 

© 2014 ESTRUCTURAS DE CONCRETO, CONSTRUCCION Y SUPERVISION

143534